Hoy ya somos muchos lo que trabajamos en más de un ordenador (en la oficina, en la casa, con el portátil). Por el hecho de que muchos ya tenemos ordenadores portátiles, y últimamente los llamados netbooks, nos encontramos teniendo que llevar con nosotros los dispositivos USB (también llamados pen drives) con nuestros archivos y ficheros de aquí para allá.

Periódicamente, y con el fin de acabar el informe que empezamos en la oficina y que tenemos que acabar en casa durante el fin de semana o para acabar la hoja de cálculo de Excel con el último presupuesto, tenemos que ir cargando estos dispositivos y además hacer el ejercicio de saber en cada momento cuál es la última versión del mismo sin equivocarnos. Estos dispositivos portátiles USB también son utilizados en cierta forma como almacén de copias de seguridad e incluso, con aplicaciones como U3 Smart, como soporte para nuestras aplicaciones más comunes que podemos utilizar en ordenadores sin dejar rastro.

Durante los últimos años numerosas iniciativas han aparecido (y desaparecido) con el fin de ayudarnos a tener nuestros archivos sincronizados en más de un lugar. Desde hace unos meses he venido utilizando Dropbox que pienso que es la mejor de estas alternativas hasta el momento. Dropbox es la solución para sincronizar (y obtener copias de seguridad) archivos y documentos en múltiples ordenadores y en las tres plataformas más comunes (Windows, Linux y Mac).

Como muchos, me enviaba desde la oficina mensajes de correo a mi mismo con el fin de tener acceso a determinados archivos desde mi casa. Igualmente tenía problemas para compartir con colegas, amigos y familia ficheros muy grandes. Esos y otros problemas los he resuelto, de forma gratuita hasta 2 gigabytes, con Dropbox.

Es una pequeña aplicación que se instala en los ordenadores deseados. Se elige la carpeta a sincronizar y a partir de entonces todos los ordenadores elegidos tendrán el mismo contenido en el momento en que se conectan a Internet. Por ejemplo, cuando guardo un documento Word en la carpeta de Dropbox este documento queda sincronizado de forma casi instantánea en todos mis ordenadores e incluso puedo acceder al mismo vía web desde cualquier sitio. Además de acceder a los archivos vía web puedo compartir carpetas específicas con las personas que decida.

Un gran añadido es la posibilidad de mantener versiones de los ficheros con los que trabajamos por lo que podemos recuperar versiones antiguas (hasta 30 días de forma gratuita) de un mismo documento en caso de que sea necesario.

PS. Este artículo no está subvencionado o patrocinado por DROPBOX en ninguna forma. Está basado en mi propia experiencia como usuario y no he recibido ningún tipo de favor, regalo o incentivo por parte de DROPBOX ni de nadie.

Publicado en la portada de Infonomia el 24 de Julio de 2009.