Sería interesante poder saber el número diario de nuevos enfermos de gripe, también sería muy interesante poder saber en qué ciudades y hacía dónde se va expandiendo cada día. Esta información, hasta ahora, le costaba al Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés para el Centers for Disease Control and Prevention) de los Estados Unidos no sólamente mucho dinero sino además el hecho de que la información no era inmediata. Siempre se iba con unos días de retraso. La información es recogida en los miles de centros sanitarios, agregada periódicamente y entonces enviada a Atlanta, sede del CDC, donde aún hay que realizar trabajos de análisis y evaluación de datos. 

Google (si, otra vez ellos) está proporcionando toda esta información y una nueva forma de seguir la expansión de la gripe en los Estados Unidos. Además permite hacerlo de forma instantánea. Google Flu Trends analiza las búsquedas que las personas hacen de temas relacionados con la gripe y localiza la posición geográfica de estas búsquedas en un mapa.

Esta ya demostrado que en lugares donde el acceso a Internet está muy extendido existe una gran correlación entre los casos de gripe y las búsquedas en Google acerca de temas relacionados con la misma. Si bien el modelo no es perfecto podemos ver en el gráfico anexo que la información proporcionada es de muchísima calidad.

La doctora Lyn Finelli (Jefa de Seguimiento de la Gripe para el Centro de Control y Prevención de Enfermedades) afirma que “[…] la información que nos está llegando es prácticamente en tiempo real. Nos proporciona, día por día, toda la información relativa a la gripe para un área determinada”. Del mismo modo afirma “El año pasado, cuando validamos este modelo, nos permitió predecir los casos, ubicación y tendencias de la gripe con una semana de antelación. Esto puede ser utilizado como una herramienta de aviso y control, en este caso para la gripe”.

Esta información puede ayudar a que los hospitales y centros de salud se preparen con antelación y tomar medidas en caso de una posible pandemia. El acceso a esta herramienta es gratis y Google afirma que sólo se proporciona información agregada mientras que los datos individuales se mantienen de forma confidencial.

Una vez más hablamos de innovación, innovación en los usos de información que ya existe. Gracias al comportamiento de las personas la tecnología nos permite obtener información muy últil para la sociedad. Obviamente, el debate acerca de la privacidad, de Google como Gran Hermano, etc. continúa y no pretendo entrar en él ahora, pero el hecho de que esta información es tremendamente útil no es cuestionable.

Innovar, entre otras cosas, es encontrar usos nuevos a cosas que ya tenemos, proporcionando un valor añadido que pasaba desapercibido. El uso de la información para analizar comportamientos está muy estudiado y el llamado data mining se ha convertido en toda una industria, dedicada a saber más de nuestro hábitos de consumo y comportamiento pero con el fin de vendernos más cosas. Si conseguimos que, además, haga aportaciones positivas como la mencionada, vamos mejorando en tono positivo.

Publicado en Infonomia la semana del 24 de Noviembre de 2008.